Exito o fracaso, nuestra responsabilidad

De que se aprende más del éxito o del fracaso.

Un análisis de que cuando algo sale mal, siempre pensamos que es por factores externos e incontratables, no asumimos nunca nuestra responsabilidad.

“El éxito es aprender a ir de fracaso en fracaso sin desesperarse.”

Winston Churchill

Hace diez años realice una instalación de red de área local en donde existía un enlace WIFI a más de 2 kilómetros de distancia.

Era algo novedoso y en esa época  casi no se montaba este tipo de enlaces.
Pues va: se realiza la instalación y prefecto todo a la primera. Realizas cuatro test y va como la seda.


 Te lo crees y piensas que “Eres el mejor”. Cobras al cliente y te vas.
A los dos meses te laman que eso no funciona. Y empieza una pesadilla.
Esto me lleva a que ahora no me fio nunca de un resultado inicial y compruebo y reviso todos y cada uno de mis pasos.

Fue un éxito, pero eso me llevo a créemelo. Pensando que siempre las cosas salen bien.
Por otro lado: el fracaso y el asumir que el fallo fue mío. Me permitió revisar las maneras de realizar las cosas.

Gracias a que lo asumí desde un inicio y no perdí el tiempo en buscar escusas. Echándole la culpa a otras cosas, personas o factores externos. Me permitió mejorar y aprender tanto del fracaso como del éxito.
Por la regla general cuando algo sale mal no tendemos a asumir nuestra responsabilidad.

Por lo que a la larga y ante la misma situación volvemos a actuar igual. Y volvemos a fracasar. Porque creemos que al ser un factor externo no volverá s a fracasar.

Y al final el dicho se cumple. “El hombre es el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra”.

Para saber más: