El poder de la palabra

El poder de la palabra

Para poder ser emprendedor y lograr ese éxitos, que hemos visto cómo otros lograban alcanzar. Lo primero que debemos hacer es ser capaces de vernos a nosotros mismos alcanzando también eses éxitos. 

“Tanto si piensas que puedes,
como si piensas que no puedes,
estás en lo cierto”
Henry Ford

Nuestro poder está en nuestra palabra y condiciona nuestra manera de pensar y actuar. Y no al revés cómo piensan algunos. Un ejemplo: “si decimos este examen no lo voy a superar, es muy difícil”. Ha sido una simple frase. Pero es tan importante que ya está a condicionar nuestra mente y nuestra forma de actuar. Se empieza a grabar a fuego en nuestra mente y terminaremos por pensar que hagamos lo que hagamos no lo lograremos.

Y así será.

Por lo que ya no nos esforzaremos o ni siquiera estudiaremos. Por lo que al final esa simple frase, a logrado su objetivo, que no aprobemos el examen.
Debemos pensar siempre en positivo y eso nos predispondrá a poder hacer bien las cosas. Cambiemos esa frase por algo como “con un poco de esfuerzo lo aprobaré”.

Te vas concienciando y sabes que de esta manera tienes que poner algo de tu parte pero que lograrás tus objetivos. Está claro que un poco de esfuerzo es necesario, pero nos predispone  y nos ayuda a luchar por nuestros objetivos.

Hagamos un pequeño ejercicio, empecemos por pensar primero en logros positivos. Tres cosas que has alcanzado tres cosas en las cuales  tenías tus objetivos fijados en ellas  y escribe el pensamiento que tenias antes de lograrlas.

Eran del estilo: “No voy a superar el examen de conducir teórico o hoy es un buen día y tengo suficientemente sabido el libro de conducir y lo apruebo a la primera!.

Ahora escribe lo que lograste y tu pensamiento previo en las siguientes líneas

1 ……………………………………………………………………………………………………….

2 ……………………………………………………………………………………………………….

3 ……………………………………………………………………………………………………….

¿Y cómo te has sentido una vez alcanzadas?. Las lograste porque te las ha dado alguien. O ha sido tu disposición el que lo lograrás.  Si aun lo haces con tu esfuerzo personal son más satisfactorias.

Corta tu propia leña te calentará el doble.

Y por último pensemos en tres cosas que no eres capaz de hacer, empecemos por algo sencillo. Os recuerdo que no vale tirarse en paracaídas.

Tres cosa pendientes de alcanzar el éxito en ellas:

1 ……………………………………………………………………………………………………….

2 ……………………………………………………………………………………………………….

3 ……………………………………………………………………………………………………….

Y ahora escribe lo que te viene a la mente cada vez que lo intentarse hacer en la vida y terminaste desistiendo.

(has un esfuerzo, detente un momento en la lectura y repasa tus actos)

1 ……………………………………………………………………………………………………….

2 ……………………………………………………………………………………………………….

3 ……………………………………………………………………………………………………….

¿Han empezado alguna de tus frases por algunas palabra o acto negativo?. Seguro que sí, fíjate bien.

Pues aquí es donde realmente te tienes que esforzar.

Cambia eso negativo por algo positivo y grábalo de esa manera en tu mente y la próxima vez seguro que te es un poco más fácil enfrentarte a esa cosa y indudablemente que las terminas haciendo.

Práctica todos los días y genera confianza en ti, viéndote y alcanzando tus logros. El éxito solo depende de ti.

Para saber más: