¿Qué es lo que diferencia nuestra idea de un fracaso?

¿Qué es lo que diferencia nuestra idea de un fracaso?

Hemos visto como buscar las bases para una nueva idea.

Tenemos claro que nos ayudará para empezar: poner nuestros pensamientos por escrito. Hay quien dice que escribir cansa, pues  entonces…¡píntalo!. Un boceto rápido te ayudará a concretar, y poco a poco conseguirás redactarlo.

 

“En lugar de ser un hombre de éxito, busca ser un hombre valioso: lo demás llegará naturalmente.”

Albert Einstein

Ya hemos encontrado nuestro nicho de mercado y tenemos quien puede pagar por nuestro producto o servicio: este es el fin último de nuestra maravillosa idea, que a alguien le interese y tenga capacidad de compra.

Recuerda hasta aquí llegan todos pero sólo TÚ marcas la diferencia de cada idea.

Has detectado una oportunidad de negocio y encontrado necesidades que cubrir en un sector determinado.

¡Pues conviértete en un profesional!

Tú eres el que la va a marcar la diferencia entre alcanzar el éxito y fracasar. Mima esa idea y hazla crecer.  No tengas prisa, pero tampoco dejes las cosas para mañana.

No hay que ser el mejor en tu sector, sino tener la voluntad No hay que ser el mejor en tu sector, sino tener la voluntad de trabajar cada día más por tu idea.

El que “lo quiere” lo consigue, el que “lo desea” se queda en el camino.

Ten determinación y decide seguir tu sueño.

Y confía en ti. Y también en organismos de apoyo al emprendedor, que te ayudarán a dar los primeros pasos. Búscalos e infórmate.

Sólo una cosa para hoy: serías capaz de responder a esta pregunta:

¿Confías en ti mismo?

Analízala la respuesta, ante de dar un SI categórico.