Benchmarking que tu diez sea mi cero

Que tu diez, sea mi cero

Inicio con este post un pequeño resumen de la evolución de un país cómo Japón. Y como a base del la observación y del trabajo constante ha podido salir de una crisis y encontrase a la puntera de la economía.

 

“El “tengo que aprender…” no nos sirve de nada, si no lo cambiamos por un “quiero aprender”

 

“Tu diez es mi cero” es cómo los japoneses decidieron convertirse en los mejores. Estudiado a la competencia como hacían bien las cosas. No es de extrañar que veamos siempre a los japoneses con su cámara a cuestas sacando fotos.

No es para llevarse un recuerdo a su país de las vacaciones que han pasado aquí. Sino que están tratando de copiar algo que después reproducirán en su país. Y que aún por encima, lo harán mejor.

A la vuelta de la Segunda Guerra Mundial, cientos y cientos de japoneses visitaron en aquella época miles de fábricas por toda Europa y América.

Observaron, copiaron, reprodujeron y mejoraron productos de todo el mundo.

Si pensamos en fotografía rápidamente se nos vienen a la mente marcas japonesas.

Y en una moto. Sin despreciar marcas europeas, ¿cuáles son las punteras en el campeonato del mundial de motos?.
¿De donde viene lo último en tecnología en móviles?.

Nuestros mejores productos han pasado a ser la base de su desarrollo.

Nuestros productos punteros o diez se convierten en simples ceros, una vez copiados y mejorados.

Y a esto todo esto, hago una pregunta muy curiosa. El know-how que ya existe, ¿porque nuestras empresas no hacen lo mismo?.

Busquemos los mejores y copiémoslo. Han pasado la época de que nuestro producto era el mejor, porque la competencia es cada vez más feroz.

¿O nos adaptamos?, o esto no va a ser un camino fácil para poder salir de la crisis en la que nos encontramos hoy.

Hace unos días comente: ¿de qué se aprende más de los fracasos o de los éxitos?. Apliquémonos el tema y aprendamos de lo que se hacen bien y copiémoslo.

Para saber más: